Sigur Ros – () (dreampop / postrock)

Jark Prongo | Discos | Lunes, junio 30th, 2008

Era necesario. Imprescindible, si me apuráis. Para cualquier persona con un mínimo de buen gusto y/o sensibilidad el verano está repleto de oprobios que atentan contra la estabilidad de su mente: el omnipresente calor, los malos olores, los mosquitos, los pantalones piratas, las camisetas masculinas sin mangas, el binomio casi indisoluble formado por estos dos últimos elementos mentandos en la enumeración. Convengamos, pues, que el verano es algo bastante negativo de por sí, máxime cuando uno además ha de trabajar en periodo estival. El acabose llega al coincidir en el tiempo diversos actos que lo hacen más insoportable si cabe: la masiva salida a la calle de todos los, eh, ¿cómo denominarlos sin ofender pero sin quedarme corto?, llamémosles descerebrados, bueno, para eso, para celebrar el triunfo en un evento deportivo de los que les dicen las altas instancias que les representan (aunque sea a base de dar patadas a un balón, vestir una camiseta inclasificable de fea y similares, que ya me diréis en que se puede sentir identificado con esto un contable de Socuéllanos, por poner un ejemplo al azar), la no menos vergonzante cabalgata del ahora muy lucrativo y explotado lobby gayer y lo que promete marcar un antes y después en la historia de la televisión (o en la de la humanidad, ya directamente), el inminente estreno de la tv movie de Miguel Angel Blanco aka controlando a las masas a través de un telefilm de fea factura. Un poco como Nietzsche, pero de manera involuntaria. Lo de Miguel Angel, no lo del pueblo español, que ya no tiene remedio. Orgullosamente descerebrados, pero campeones de nosequé mierdas. Y de rebajas. Ahí, petándolo.

Tanta fealdad ha de tener su opuesto, como pasaba con los hermanos Calatrava. Es en instantes así cuando uno escucha el Untitled de Sigur Ros, cuando ya no es que precise compensar toda la mierda que le rodea. Va más allá. Detiene el tiempo. Escuchar este disco es disponer de casi 72 minutos en los que la música crea una cámara de vacío que no sólo te aísla de lo vulgar del mundo circundante, sino que además lo elimina de tu memoria durante ese lapso de tiempo. Si existío la alquimia alguna vez esto disco tomó buena cuenta de ella, pues troca la mierda en algo bello. Porque la mierda, como la energía, ni se crea ni se destruye: se transforma. Otra cosa es que estemos dispuestos a asumir esa conversión.

El disco en sí no es un disco al uso, ya que se trata de una pieza conceptual donde no existen título ni letras reales. Cada una de las 8 piezas contenidas en este doble vinilo tienen suficiente entidad propia como para ser disfrutadas una y otra vez de manera independiente entre sí, aleatoria o como se prefiera degustar, pero creo que aquí el todo ofrece un discurso importante. Ahora bien, en una música tan específica, emotiva y especial como es la de estos islandeses, el significado de dicho discurso queda a la interpretación del oyente y sus sentidos; especialmente en esta ocasión, en la que el disco ha sido hecho bajo ciertos preceptos relativamente experimentales en lo lírico, como decía anteriormente.

Servidor, humildemente, desde la ya lejana primera escucha lleva cavilando si es un todo netamente depresivo o hay un resquicio a la esperanza. Porque Untitled #1 empieza de una manera harto triste el disco, y la melancolía perezosa de Untitled #2 tampoco ayuda a considerar la obra como algo alegre. Untitled #3 es una de las piezas más calmas y bellas a la vez de la música contemporánea, que ayuda hasta a hacer visible una mierda del calibre de Misterious Skin (Gregg Arakki) y que luce con una intensidad desarmadora en el magnífico documental Heima (2007). Hasta Charles Bronson lloraría, si no estuviera limpiando de escoria algún limbo ultraterrenal. De verdad, lo de Untitled #3 es para enmarcar. O dar a conocer, mejor.

Untitled # 4 parece algo más animosa y animada, pero tiene un parón con cajita de música que, por algún motivo subconsciente, me evoca cosas que no animan al jolgorio. Untitled #5, Untitled #6 y Untitled #7 vienen a formar lo que para mí es la trilogía perezosa del disco: tristes, como las anteriores canciones, pero con una cadencia lenta y pesada que, junto a su mayor duración, les hacen parecer lamentos eternos. Como un bache del que no se puede salir jamás. O sí, porque aparece Untitled #8, lo que para mí (porque, repito, toda interpretación de disco es subjetiva, pero mucho más en este caso) es un remonte, un salir del fango, un levántate, anda y tócate los machos, un resurgir del Ave Fénix para un columnista del 20 Minutos de escasas luces y, sobre todo, una obra maestra. Un espectáculo que toda persona debería poder ver en directo alguna vez en su vida. Ojalá los hermanos Morán lean estas líneas entre ídems (e ídems) y me inviten con alguna acreditación a ver a Sigur Ros…

En definitiva, un disco a celebrar, por irónico que pueda parecer usar en una misma sentencia celebración y Sigur Ros. Música para esos días en los que te apetece cebarte en ese estado de ánimo que es la tristeza. Porque la gente que afirma ser feliz siempre da asco, y lo sabéis, no hace falta que un famoso graffiti os recuerde que vuestra vida, la que no vivís vosotros, es una mierda. Por designios de superiores desconocidos o por desgana propia. Ah, y el mejor diseño para toda una artista como es Maltieri. Lo malo de discos así es que devaluan el resto de su discografía, incluyendo su muy estimable último disco….

Información y tracklist:

Vinilo (2 lp´s). Fat Cat Records (FATLP 22). 2002.

Untitled #1 (a.k.a. “Vaka”) – 6:37
Untitled #2 (a.k.a. “Fyrsta”) – 7:34
Untitled #3 (a.k.a. “Samskeyti”) – 6:33
Untitled #4 (a.k.a. “Njósnavélin”) – 7:33
Untitled #5 (a.k.a. “Álafoss”) – 9:56
Untitled #6 (a.k.a. “E-Bow”) – 8:49
Untitled #7 (a.k.a. “Dauðalagið”) – 12:59
Untitled #8 (a.k.a. “Popplagið”) – 11:45

Video:

Sigur ros – Untitled #3

Imagen de previsualización de YouTube

Sitio web: http://www.sigur-ros.co.uk/

Etiquetas: , , , ,

3 Retro Comentarios »

  1. Estimado amigo,

    Ayer eran las dos de la mañana y aún tenía que soportar a un grupo de descerebrados debajo de casa que, semidesnudos y ondeando banderas de EJPAÑA, tenían un coche parado desde el que emitían a todo trapo una de las canciones que están en mi top 3 de temas odiosos, y no es otra que la maldita We are the Champions de Queen (sólo de escribirla se me están revolviendo las tripas). No contentos con esa tortura, paraban los coches y les obligaban a tocar el claxon, mientras vocicefaran consignas de corte fascistiode.

    … y a sí toda la noche. Creo que pude echar una cabezadita a las 6 o así, cuando otro grupo de descerebrados aparcaron los BMWs de papá y se bajaron borrachos como cubas a mear y vomitar, mientras intentaban balbucear lo mejor de la noche a grito pelado, todo ello acompañado del tristemente famoso A por Ellos.

    Me cago en el fútbol. Me cago en la masa que sigue a 11 dementes forrados. Me cago en la utilización de semejante hazaña para adormecer al pueblo y hacerlo aún más tonto.

    Respecto a los Sigur, no te flageles por que los Morán no te inviten a verlos. Paga cuando actúen en un sitio cerrado, que es donde hay que ver ésta y muchas otras joyas en directo. Lo agradecerás. A por ellooooos, oeeeeee !!!!

    Comment by Federica Pulla — junio 30, 2008 @ 4:19 pm

  2. con ( ) tocaron techo. un disco sublime.

    Comment by gatchan82 — junio 30, 2008 @ 7:10 pm

  3. ya sabes que te voy a decir….
    asi que solo te vuelvo a decir, gracias por el disco!
    mua mua

    Comment by helenpop — junio 30, 2008 @ 7:17 pm

RSS feed de los comentarios de este post. TrackBack URI

Si el contenido te ha resultado útil y tienes un blog, Fotolog, Space, etc... haz que tus amigos lo sepan poniendo un enlace o link desde tu página a Retro Musica.com . Estamos ansiosos por saber tu opinión, deja tu comentario, crítica o dinos que has estado aquí ,si no faltas al respeto será publicado, :)

Retro musica.com 2007 - 2013 | Aviso Legal - Licencia LA OPINION A CORUÑA es una publicación de EDITORIAL PRENSA IBÉRICA